lunes, 1 de abril de 2013

'Me declaro incompatible con tu vida.'


Maldito reloj,
que aprovecha mi descuido
para consumir mi vida a un ritmo
incompatible con mis latidos.

¿Qué fue del despertador?
Debió haberme avisado
que mis minutos eran siglos
de ausencia en tu rincón.

Creo haberlo destrozado
por interrumpir mis sueños.
La omisión de cariño
nos trajo el invierno.

Quizás las llamadas
no tengan ya sentido
pero cómo echo de menos
tus suspiros de calor.

Y Las lágrimas, los anhelos,
la anestesia en el hielo.
Las películas, los secretos.

Amistades de humo,
incorrecto el intento
de prestar impulso
y a la vez, frenar el vuelo.

Y mira que caminaste en círculos
para engrandecer tus caminos.
Casi, casi lo conseguimos.

Pero qué egoísta mi rumbo,
qué realista el destino
y qué cierto
el olvido.

1 comentario:

  1. Y qué identificada me vuelvo a sentir con una de tus entradas. En todas y cada una de mis palabras hay pedacitos de mi historia.

    Un abrazo enorme.

    ResponderEliminar