jueves, 7 de marzo de 2013

Soy el campo de batalla
del arte contra la obligación.
Dejo todos mis hoy para mañana
cuando poemas, lienzos o acordes de guitarra
me atacan por la espalda
y sin ninguna compasión.

Lo siento, artista,
pero sólo soy fiel a la novedad
y antes de terminar tu última melodía
ya te estoy engañando con otra canción.

Me cito conmigo misma más de lo que necesito
cuando mi voz se hace eco en una casa vacía.
Durante una noche, soy capaz de demostrar
que de ideales románticos también se vive.

La tristeza y el ansia por conocer
se confunden en esos instantes
y fingen ser inspiración
creando en mi mente, casi por azar
recuerdos en verso.

Y todavía hay gente
que se empeña en separar el insomnio
de la felicidad.

1 comentario:

  1. durante algunas noches creamos incendios de nieve y calor

    ResponderEliminar