viernes, 15 de marzo de 2013

Declaración de intenciones #31

Arrancarte la ropa a mordiscos,
y la vida a versos.

Prejuicios ajenos inundan el suelo.

Estoy
con el agua
al cuello.
Menos mal que me enseñaste a nadar.

2 comentarios:

  1. Me encanta.
    De principio a fin.
    Desde el primer pensamiento de arrancar(le) la ropa hasta empezar a inundarle la vida con versos desde la espalda.

    Un saludo desde http://retales-de-mis-noches-de-insomnio.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Maravilloso, que preciosidad!!!! Es sexi y romántico y eso pocas veces se consigue! Muack!

    ResponderEliminar