lunes, 25 de febrero de 2013

Ganas de superarse solo para seguirte, sorprendiendo.
Sonríes, sientes y siempre, salvas.
Suerte,
eres.

miércoles, 13 de febrero de 2013


Ojalá sentir
mis pequeños pasos por tu casa
preparando la cachimba de después
haga que se erice tu piel
y des, nervioso, vueltas en la cama.

Ojalá mis historias de rock
sepan adueñarse de tu mirada
y que levantes las orejas cuando me ves
(y el rabo también)
cantar desnuda frente a la ventana

Ojalá tus maullidos
siempre sean capaces de violarme por la espalda
que aunque no te vea, estés
que me demuestres tu sed
arañándome las sábanas.

Ronronéame. Más,
que no me canso.
Sigue,
que no me basta