miércoles, 30 de enero de 2013

Los días sin ti siempre caen en domingo. Y claro, enamorada de los lunes.


Si tú no estás aquí, para qué. 
Y así con todo hasta ti. 
Tu mirada por debajo del ombligo
antes, mucho antes que a los ojos. Hambre, morbo.

Y claro, mis principios en picado. Otra vez.

Los instintos al alza, mientras bajas. 
A la mierda los finales si no nos encuentran
mirando al techo,
o volviendo a empezar.

Y claro, ahora entiendo a los franceses.

Perder la salud juntos, eso era lo maravilloso.
Pequeñas muertes. Porros, polvos.
El sol nos vuelve a cegar. Pero te acercas.

Y claro,
vuelvo a tener lluvia suficiente para dos.

http://www.youtube.com/watch?v=Svhpav5zuCU

No hay comentarios:

Publicar un comentario