miércoles, 30 de enero de 2013

Los días sin ti siempre caen en domingo. Y claro, enamorada de los lunes.


Si tú no estás aquí, para qué. 
Y así con todo hasta ti. 
Tu mirada por debajo del ombligo
antes, mucho antes que a los ojos. Hambre, morbo.

Y claro, mis principios en picado. Otra vez.

Los instintos al alza, mientras bajas. 
A la mierda los finales si no nos encuentran
mirando al techo,
o volviendo a empezar.

Y claro, ahora entiendo a los franceses.

Perder la salud juntos, eso era lo maravilloso.
Pequeñas muertes. Porros, polvos.
El sol nos vuelve a cegar. Pero te acercas.

Y claro,
vuelvo a tener lluvia suficiente para dos.

http://www.youtube.com/watch?v=Svhpav5zuCU

domingo, 20 de enero de 2013

Armoni(c)a

Tráfico de vinilos, o de influencias, de fluidos, de esencias.
Trueque de confidencias, intercambio de indecencias. Incoherencia. Un brindis por la incoherencia.

Música, melomanía crónica. Pequeños vicios. ¿Desintoxicación? No hay indicios, señoría.

Cómo va a amansar a las fieras, si lo nuestro empezó con los primeros acordes de la parte de adelante.
De sobra sabes, en Sabina encontramos mandamientos.
Aunque tú no lo sepas, Quique me enseñó a echarte de menos. Incluso cerca.
Si te pierdes, recuerda que aquí sigo. Con Chaouen en la aduana del cariño, sin la esperanza de salir ilesos de esta guerra de piernas y besos. Y menos mal.
Ya solo quiero fumar de tu boca, conocerte en exceso, and let it be, plis.

Qué te voy a contar que no me conozcas ya.

Que todas esas canciones que suenan mientras nos devoramos, asumen tu papel cuando no estás. Y te canto, con los ojos en blanco, saboreando cada sílaba como si el disco estuviera rayado.
Shhh.. Que no es estribillo, que se llama orgasmo.

http://www.youtube.com/watch?v=KlQlHkMrRrA

domingo, 13 de enero de 2013

No eres poesía, pero que alguien me explique la bendita diferencia.


- Es amor si es causa y conclusión de todos tus cigarros.
- He roto con el corazón y en consecuencia he dejado de fumar. ¿Estaré huyendo el muro o corriendo hacia él?
- Si no fumas no piensas, y así la hostia contra el suelo ni se siente ni parece. Pero qué es de las canciones tristes sin un cenicero al lado.
- Ahora solo escucho música en inglés, que no las entiendo y apestar apestan más o menos a lo mismo.
- Y aplastar también, bonita.
- Amén, hermana.

No pienso levantarte del suelo
porque conozco el orgullo que  le debes a tus cicatrices.
Ya sabes donde estoy
para cuando quieras reirte del resto.


http://www.youtube.com/watch?v=mZSZK0hblqI

miércoles, 9 de enero de 2013

Placeres pendientes.

"Déjame beberme tu tierna voz
en nuestro París con forma de cama.
Aunque no llueva, mojémonos
que mi cuerpo arde en llamas si me tocas.
Porque tú si que eres poesía.
Y esa manera tuya de quererme y ser mía
(deja que tu almohada te hable de mí)
Me has acostumbrado a vivir entre clínex 
y tanguitas rosas.

Y ahora solo quiero comerme tu ombligo 

mientras Chaouen se funde con un par de gemidos. 
Mi yo más preciado,
deseo tu nombre,
placer tu apellido..."


Me deja sin verbos tu risa gastada
de mirarnos las caras
en más de un precipicio.
No es que ame al abismo
lo nuestro tan solo
es cuestión de ganas

Jode al invierno con tu calor

contradice al sol que anuncia la mañana.
prestame un rato tus zapatos
que verte por dentro no me asusta
y si lo prefieres, lo hacemos a oscuras
mientras que se come de envidia la luna
(No me dejes sola, que no sé existir)

Eres del pasado, pero para mí

nunca pasas de moda...

(Escribir a medias, eso sí que es amor.)

martes, 1 de enero de 2013

2013


Qué pena que tenga que llegar un nuevo año a decir por nosotros lo que no nos atrevemos el resto de noches. Dejamos libres a esos "te necesito", salen disparados los "no puedo más". Y lo veo por la calle, de camino a tu vida. Y fumo bajo la lluvia para sentir que nada puede consumir estas ganas de morir por lo que merece la pena.
Vencorre, y tradúceme todas esos mensajes que hablan de brindis y suerte absurda, en un abrazo que no alivia sino aumenta las ganas de compartir mis fracasos contigo.
Que no hay mayor felicidad
que empezar el año contándote
 que lo mejor de 2012
 me lo has dado tú.