sábado, 1 de diciembre de 2012

Siempre paralelas.


No es una amistad cualquiera. Nunca vengo a verla, no le cuento qué he comido hoy, por quién he llorado o con quién he dormido. Si soy sincera, muchos días no me acuerdo de echarla de menos.

Entonces leo a Escandar, suena Robbie o escucho su risa en alguna parte. Necesito escribirle, dedicarle una canción de las que duelen y encender dos cigarros seguidos. No poder abrazarla es bastante insoportable como para pensar en dejar de fumar.
Y así pasan los meses, entre idas y venidas, olvido, recuerdo, música y tabaco, otra vez y otra más.

Entonces, sonrío. Entonces, la veo. La abrazo, la quiero. Y no me pidáis la cuenta de las cervezas, ni de los secretos, ni de las veces que saco el mechero esas tardes. Juntas y borrachas, riendo, desvariando, haciendo justicia a la expresión de que "cualquier tiempo pasado fue mejor". 

Y volveré a olvidar que el "Bla bla bla" siempre es mejor "with you". Y caeré en la rutina de olvido, recuerdo, música y tabaco, otra vez y otra más. Hasta la próxima tarde, pequeña.

You're the one.

http://www.youtube.com/watch?v=S7mZ5Y6OuH0

No hay comentarios:

Publicar un comentario