lunes, 10 de diciembre de 2012

Siempre octubre.


Cuando estás sin estar
como ahora
Es cuando siento que importas.
No es fácil valorar lo que se tiene
a menos de un centímetro
(No puedes alejarte más
sin que te eche de menos)

La rutina es lo contrario a verte
es mirar la cama y recordarte
ese cosquilleo que hace que muerda mi labio
porque no estás tu para hacerlo.

Tengo que dejar de esnifar la camiseta que te dejaste
porque el reloj se está parando
(Con la prisa que tiene cuando el que estás eres tu
y la camiseta no hay quien la encuentre)

Tengo ganas de tus viernes
en tu salud y mi enfermedad (al menos de ésta)

Tampoco es fácil valorar lo que se tiene siempre
Para
Siempre.
Pero no ahora.
No mañana.
No.
Mientras pueda escribir(te)

No hay comentarios:

Publicar un comentario